Más consejos para una lactancia triunfadora - Todo para el aprendizaje de los bebés

Proseguimos con los consejos para conseguir una lactancia triunfadora, la que es dependiente como habíamos visto en el articulo previo en un 100%, de lo que hagamos en los primeros intentos.

– El bebé debe ponerse en el pecho justo después del nacimiento. La enorme mayoría de los recién nacidos se tienen la posibilidad de poner a mamar justo después del nacimiento. En verdad, las indagaciones demostraron que, si se les proporciona la posibilidad, a pocos minutos de nacer los bebés comunmente se arrastran hasta el pecho de la madre desde el abdomen, y empiezan la lactancia materna por sí mismos. Este desarrollo puede demorar hasta una hora o bien más, mas la madre y el bebé tienen que posibilitarse este tiempo juntos para iniciar a estudiar el uno del otro. Los bebés que aprenden así tienen varios menos inconvenientes en el momento de amamantarse. Este desarrollo no necesita de ningún esfuerzo de parte de la madre, y la explicación de que es imposible llevar a cabo porque la madre está fatigada tras el trabajo de parto es una tontería, pura y fácil. De hecho, los estudios además demostraron que el contacto piel con piel entre la madre y el bebé los sostiene tibios como en una incubadora.

– La madre y el recién nacido han de estar juntos en la habitación. No hay completamente ninguna razón médica a fin de que las mamás y los bebés sanos sean separados, inclusive por periodos cortos de tiempo.

– No hay pruebas de que las mamás que están separados de sus hijos estén más descansadas. Por contra, están menos estresadas en el momento en que están con sus bebés. Las mamás y los bebés aprenden a reposar en exactamente el mismo ritmo. De este modo, en el momento en que el bebé comienza a despertarse por apetito, la madre además está comenzando a despertarse naturalmente. Esto no es tan cansador para la madre como despertarse de un sueño profundo, en el momento en que le traen al bebé que está en otro sitio para darle de comer. El bebé exhibe que está ya listo para alimentarse, bastante antes que comience a plañir. Su respiración puede mudar, entre otras cosas, o bien puede empezar a estirarse. La madre, que está en un sueño ligero, se lúcida, su leche empezará a fluir y el bebé aun calmado puede ponerse en el pecho y empezar a mamar. Un bebé que estuvo llorando por cierto tiempo antes de ser puesto en el pecho puede negarse a tomarlo, inclusive estando con un apetito insaciable. Las mamás y los bebés han de ser alentados a reposar juntos en el hospital. Así las mamás tienen la posibilidad de reposar mientras que el bebé está mamando. La lactancia ha de ser relajante, no agotadora.

Además puede interesarte:

La lactancia materna porque es la opción mejor

Consejos para una lactancia triunfadora

Lactancia materna felicidad y seguridad


Vía / Pregnancy About.com

| 30 de marzo de con1 comentario.

Etiquetas: consejos para amamantar, ofrecer pecho, lactancia, lactancia materna

Lee más artículos sobre Bebés y General y Primeros días

Califica este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...