Síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico asociado con SARS-CoV-2 (SIM-PedS) - Todo para el aprendizaje de los bebés

La patología COVID-19 es causada por la infección con el nuevo coronavirus SARS-CoV-2. La gran mayoría de los pequeños con COVID-19 tienen la forma asintomática de la patología o desarrollan síntomas respiratorios o digestivos leves que se curan por sí mismos. Por otro lado, un porcentaje pequeñísimo de pequeños inficionados con el virus SARS-CoV-2 pueden desarrollar una manera grave de la patología. Admitir temprano las señales de advertencia es considerable para evitar complicaciones.

¿Que es eso?

El síndrome inflamatorio multisistémico del SARS-CoV-2 pediátrico (SIM-PedS o PIMS-TS) es una reacción inflamatoria extendida que se lleva a cabo después de una infección anterior por el SARS-CoV-2.

La mayor parte de los casos ocurren en niños mayores de 5 años, cerca de 4 a 6 semanas después de desarrollar la enfermedad COVID-19.

¿De qué forma se genera?

Más allá de que se ha comprobado su relación temporal con la enfermedad COVID-19, no se conoce precisamente de qué forma sucede. Esto parece deberse a una respuesta modificada del sistema inmunológico (nuestras defensas) después de la infección con SARS-CoV-2, lo que hace una inflamación exagerada de todo el cuerpo.

¿Cuales son los sintomas?

Los síntomas más comunes son fiebre alta prolongada con síntomas digestibles (dolor abdominal profundo asociado con vómitos o diarrea). Los niños suelen estar enfermos y también irritables o bien vellosos. Los síntomas respiratorios como tos, mucosidad o dificultad respiratoria son extraños.

Algunos niños presentan síntomas en la piel o membranas mucosas, como: ojos colorados, inflamación de la lengua y los labios, máculas en la piel o bien hinchazón de manos y pies.

La consideración de esta patología es que pueden ocurrir complicaciones cardíacas como inflamación del corazón o bien dilatación de las arterias coronarias (que son las arterias que irrigan el corazón).

¿Cuándo debería ser consultado?

Es requisito vigilar al niño y consultar a su médico recurrente si presenta fiebre prolongada (temperatura mayor a 38 ° C durante más de 5 días), especialmente si se acompaña de:

  • Máculas en la piel que desaparecen al presionar
  • Ojos rojos o bien picazón en los ojos
  • Vómitos, diarrea o bien mal abdominal.

Frente alguno de los siguientes síntomas o bien signos, es requisito asistir al servicio de urgencias de un hospital:

  • Empeoramiento del estado general, irritabilidad excesiva o bien somnolencia.
  • Mala coloración (palidez llamativa, piel moteada, coloración azul o bien gris)
  • Máculas rojas en la piel que no desaparecen al apretarlas
  • Dificultad para respirar
  • Fiebre por encima de 40,5 ° C
  • Vómitos o bien diarrea persistentes con signos de deshidratación (ojos hundidos, lengua seca, poca micción)
  • Mal abdominal fuerte y persistente.

¿De qué forma se diagnostica?

No hay una prueba para confirmar o descartar la presencia de esta patología. Para su diagnóstico se usan criterios clínicos que tienen dentro fiebre persistente y daño a diversos órganos o bien sistemas (cardiaco, respiratorio, hematológico, gastrointestinal, dermatológico o bien neurológico). Para ayudar en el diagnóstico, si se sospecha SIM-PedS, se ordenará un análisis de sangre para buscar signos de inflamación. Además de esto, tras el diagnóstico, se debe realizar una ecografía cardíaca para descartar afectación cardiaca.

Como es tratado?

El tratamiento de elección son los corticoides intravenosos. En algunos pacientes será necesaria la administración de otros medicamentos. La mayor parte de los pacientes se recobran tras numerosos días de tratamiento y no presentan efectos.

¿Cómo se puede evitar?

No se puede prevenir el desarrollo así mismo de enfermedad. Por otro lado, sabiendo que está relacionado a la patología COVID-19, es muy importante continuar las medidas de higiene recomendadas para la prevención de la infección por SARS-CoV-2:

  • Lavado frecuente de manos con agua y jabón o soluciones hidroalcohólicas.
  • Uso de máscara en todos los sitios públicos a partir de los 6 años
  • Mantenga una distancia segura de 1,5 metros de la gente que no viven juntas.
  • Evite áreas que estén cerradas o con multitudes de personas
  • Cuando tosa o estornude, cúbrase la nariz y la boca con el codo o un pañuelo
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca
  • En caso de síntomas sospechosos, quédese en casa e informe a su pediatra

FUENTE:

Califica este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...