Trucos para batallar las pesadillas - Todo para el aprendizaje de los bebés

Resulta conveniente tener a mano numerosas armas para desvanecer esos temores en el instante er que se muestran.

Recurre a expresiones o bien versitos mágicos. En un instante de angustia tienen la posibilidad de ser realmente eficientes y tu hijo después los va a repetir sólito para espantar su temor. Usa tu imaginación para inventar estos conjuros. Todo vale, por más absurdos que simulen. Hay que animarlo a fin de que invente sus juegos y dejar que dé brida suelta a su imaginación.

No olvides la risa. La comicidad es incompatible con el auténtico temor. Hay escasas cosas tan agradables como ver y llevar a cabo reír a un niño. Mas, precaución. Hablamos de llevarlo a cabo reír, no de reírse de sus miedos, y bastante menos frente otra gente o bien frente otros pequeños.

Ten en cuenta que, de ninguna manera, la mayoría de la comunicación y los juegos entre tienen que girar cerca de sus temores. Esto equivale a reforzarlos y recompensarlos, haciéndolos más recurrentes. Los terrores nocturnos no han de ser el único fundamento para conseguir caricias y mimos, ya que así no desaparecen y tienen la posibilidad de hacerse más recurrentes.

Es habitual qus un niño padezca de vez en cuando una pesadilla y, asustado, pida nuestra asistencia para tranquilizarse. Es conveniente que estés presente para verlo y escucharlo, mas olvidando un tanto tu importancia, quedándote en un background.

No dejes que el niño vea películas de terror por la televisión. A los atrae y también insisten en quedarse con , mas busca algún truco para llevarlo a la cama o bien apaga el TV. Lo que ven les queda grabado y puede mostrarse a medianoche con apariencia de pesadilla. Explícale que ese género de películas no son para pequeños y aunque le genero enojos, es conveniente esto a un terror nocturno. Tampoco es positivo que en su presencia se toquen temas malsanos. Los chicos reciben sin defensa lo que escuchan, lo integran fácilmente, y no es extraño que esas imágenes las traduzcan en sueños lúgubres.

Paulativamente, los vampiros, Dráculas, seres extraterrestres, monstruos y demás individuos repugnantes van a ir desapareciendo. Su accionar se va a hacer más audaz y seguro, y va a poder conciliar el sueño con más simplicidad y sin sobresaltos en medio de la noche. Tu pequeño va a dormir relajado y relajado y todo va a haber sido una mala pesadilla pasada y olvidada.

| 2 de diciembre de con1 comentario.

Etiquetas: pesadillas, pesadillas infantiles, sueños pequeños, terrores nocturnos

Lee más artículos sobre Pequeños

Califica este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...